miércoles, 27 de octubre de 2010

Un buen día.

He llegado, le he pedido a mis párpados que aguanten un poco más sin cerrarse, he llenado una taza de hooot milkkk, y me dispongo a escribir. Se puede decir que la mañana regaló el punto de energía necesario que debería darse diariamente.
Y aquí abajo, como me siento bien (y generosa), el breve ejemplo de cómo todo vídeo debería ser:


lunes, 25 de octubre de 2010

I just stopped and stared.

Cómo podría explicar lo que unas melodías nocturnas y el giro de una serie de botones han producido en mí. Lo que cada viaje me sugiere que haga. Es complejo. Llamemos conformismo, tal vez, al momento en que consideras que tu vida está bien, que tienes prácticamente todo. En principio, nadie se quejaría ni querría provocar cambio alguno. Pero... ¿qué ocurre cuando conoces personas nuevas, y con ellas, su modo de vida muy por encima... o indagas en alguien que ya conocías, y descubres que su realidad se asemeja bastante al ideal de vida que siempre tuviste? Los ves brillar con luz propia, disfrutar, destacar. Entonces vuelves la vista atrás, hacia tu día a día, hacia ese conformismo que has aceptado como válido y suficiente. Y te preguntas si acaso no puedes tú conseguir lo mismo, y vivir como siempre has querido. Supongo, casi asegurándolo, que es más que posible. No sé si conlleva trabajo, decisión, o si simplemente es mucho más fácil de lo que parece. Lo que sé es que si se pretende llegar a algo, hay que tener voluntad y llevar a cabo los deseos, que a mi parecer, y en mi caso, son más que viables. Nadie debe interponerse entre una persona y sus metas. Toda la consecución de los sueños, el éxito, depende de uno mismo.

viernes, 22 de octubre de 2010

Thank you, Anders.

De repente contemplé su inquietud, su curiosidad, su nerviosismo puntual. No podía evitar impacientarse por verle aparecer. Y sin más esperas, comienza la melodía... su gozo no puede ser mayor y se ve en su perfil, en lo poco que puede apreciarse de sus ojos la ilusión y la adrenalina que se despiertan en ese momento dentro de ella. Como si de una forma automática todo su cuerpo captase ese estado psicológico de haber satisfecho lo que llevaba días esperando, los brazos y piernas, el alma, comenzaron a bailar. No podía quitar los ojos del escenario, como si en dicho instante, ella fuese la única presencia en la sala. Cantó, silbó, disfrutó como hacía tiempo que no veía hacerlo a nadie. Y entonces comprendí que todavía existen personas que consiguen la felicidad en las cosas profundas, alejándose de materialismos y consumo innecesario. Me causó sonrisas incontables saber que fue realmente feliz con sólo música, que se transportó a un universo diferente durante casi dos horas. Que en mis ojos las lágrimas afloraban inevitable e involuntariamente, todo por la emoción y el disfrute.

Porque ella, yo, y también él, compartimos el mismo vuelo en aquel reducto.



Self disagreement.

Siempre he pensado que no hay mayor dolor posible que el que supone afectar negativamente a otra persona. Más, si se hace inintencionadamente. Nudo en la garganta, 'prensa en las costillas'. Decepción hacia uno mismo, debido a la falta de correspondencia de los pensamientos con los actos propios. ¿Qué osadía es aquella que expone a herir?
¿Quién me otorgó la falta de vista?


domingo, 17 de octubre de 2010

Anoche.

Te miro. Algo me impide dejar de hacerlo. Como si mi mirada te envolviese en una burbuja de protección ante peligros inexistentes. Porque toda la calma compone la atmósfera que sólo alcanza la perfección si tu presencia es constante.

miércoles, 13 de octubre de 2010

martes, 12 de octubre de 2010

Y como sieeempre te digo...

... y sólo tú sabes, si yo tuviera un bar, pondría "música de ésta".








viernes, 8 de octubre de 2010

Our heaven.

Mis ojos trasladan mis pensamientos a tu ser, quien los recibe ofreciendo la misma respuesta. Surge la necesidad de solidificar la apremiante atracción que experimentamos el uno por el otro. Dos cuerpos que aguardan a ser fusionados. Sudor que erosiona. Se entrelazan tus dedos con los míos, tu pecho cubre mi espalda, tus labios buscan mis hombros y mi cuello. Se reproduce un cúmulo de respiraciones no vacías, fruto del trance que nos halla gravitando. Toda la mezcla da lugar a una luz estallante que deriva en cuerpos inalterables.

No existe vocabulario suficiente para describir cada vez que yo soy tú, y que tú eres yo.

miércoles, 6 de octubre de 2010

sábado, 2 de octubre de 2010

Pensarte.

Y entonces suenan dos o tres notas que alguien ha considerado apropiadas para un teléfono móvil. Leo la causa de dicho sonido, el contenido de la causa, pienso en el significado de la misma, en las razones para la existencia de ésta. No puedo evitar sonreír, como hago desde el principio, como cuando los besos desean no tener fin, o como el sentimiento al volar, cuando la respiración acelerada es incesante y común. Y siento que en el día de hoy, en el de ayer, y en el de mañana, compartimos algo tan grandioso como profundo, que ni la mitad puede ser explicada, que significas más que cualquier definición pulida. Del mismo modo, es cierto que las grandes ilusiones conllevan cierto sufrimiento ocasional. Pero eso no es nada en comparación con los latidos que electrocutan gracias a ti, en mi interior.