domingo, 30 de mayo de 2010

Acumulando. Atesorando.

Algunas personas solemos entusiasmarnos con algo antes de conocerlo en su totalidad. Es decir, creemos que sea imposible perfeccionar lo que para nosotros es inmejorable. No concibimos que lo que tenemos ante nuestros ojos pueda lograr brillar más y más a cada momento. Detalles descubiertos, anteriormente no observados. Y todos ellos, en mayor o menor grado, incrementan tanto la belleza desprendida por el "objeto de nuestro entusiasmo", como la creencia de que ese "todo" siempre contará con pequeños tesoros ocultos, que reforzarán nuestro interés, sorprendiendo una y otra vez.


1 comentario:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=vkcuajOrQco&feature=player_embedded

    ResponderEliminar